Con estos consejos no dejará de visitar la gente tu boutique

El compromiso que tienes con tu negocio y la manera en la que te involucras con él se refleja en la cantidad de clientes que atraes. Puede ser que hayas intentado diversas maneras para incrementar tu clientela.

Desde promocionarla en medios tradicionales o redes sociales, actualizar tu stock, e incluso, crear atractivas promociones, y aun así, no haber conseguido el éxito que esperabas.

Por suerte, existen formas de potencializar el alcance de cada una de las acciones que emprendes para lograr una mayor popularidad entre los consumidores locales y futuros clientes:

  1. Tener presencia en las redes sociales: Las redes sociales han logrado que nuestras vidas tomen un rumbo interesante, lleno de tecnología, acompañadas de nuevas y eficaces formas de satisfacer nuestras necesidades. Sin duda, la publicidad ayudará a impulsar tu negocio, y siendo las redes sociales el mayor medio de comunicación de nuestro día a día, será fundamental que le permitas a tus clientes familiarizarse más con tu marca a través de este canal. Además de las plataformas más famosas como Facebook e Instagram, puedes considerar Google Shopping, el cual permite que sus usuarios vendedores se promocionen y a la vez, los consumidores consulten las mejores ofertas de distintos comercios.
  1. La imagen: ¿Alguna vez has escuchado o leído que de la vista nace el amor? Pues bien, algo similar pasa en la relación comercio-cliente. La primera impresión que le des al consumidor definirá cuánta confianza deposita en ti para realizar sus compras. Tener un buen diseño de imagen fuera y dentro del establecimiento es de gran ayuda para atraer nuevos clientes. Para lograrlo, puedes guiarte con una temática personalizada, ordenar las prendas por color, tallas o precios, iluminar correctamente cada espacio como vestidores, estantes y maniquíes, y por último, pero no menos importante: innovar. La moda y las tendencias cambian, así que permite que tu tienda crezca y se reinvente con el tiempo.
  1. Dale un plus a tu servicio: Hacer sentir cómodo al cliente también debe ser una prioridad. Recuerda que mientras más confort encuentre al visitarte, mayor será su lealtad, su preferencia, y el tiempo que pase dentro del establecimiento comprando.

Además de un servicio impecable por parte de los trabajadores, como sugerencias de ropa, amabilidad y disponibilidad, un sofá cómodo, buena música o incluso un pequeño spot de descanso en donde haya señal de wifi y puertos de carga para el móvil pueden hacer la diferencia.