Rotación de inventario negocios de moda

El retail es el tipo de comercio que se caracteriza por vender al por menor. Este tipo de negocios ofrecen sus productos directamente al consumidor final, ya sea en e-commerce o en tiendas físicas. En ambos casos el manejo de inventario es crucial para obtener el éxito.

Muchos de nosotros hemos visitado una tienda comercial en búsqueda de un producto que previamente vimos publicitado y al llegar nos encontramos con la triste situación de que ya no está disponible, que se ha agotado y tendremos que esperar.

Para los clientes, esto suele ser molesto, pero no es más complicado que ir a buscar el mismo producto en otro lado y listo.

Cuando estamos al frente de un negocio la situación es diferente, porque la falta existencia en inventario nos está costando ventas, y por lo tanto ingresos, además de generar una mala reputación acerca de nuestra tienda y de nuestro servicio.

Salir a buscar las prendas para abastecer tu tienda de ropa puede ser una buena idea al principio. Pero esto te quitará el tiempo de atender tu negocio. Si no estás en el punto de venta no te enterarás de detalles cruciales para la toma de decisiones como la opinión de tus clientes, quejas o sugerencias.

¡Evítalo! Utiliza la tecnología a tu favor y contacta proveedores en línea, con ellos podrás buscar, encontrar y comprar la mercancía sin salir de tu oficina, y recibirás todos los productos directo a tu almacén. Esta es una excelente idea para optimizar tu tiempo y recursos.

¿Cómo manejar el inventario de prendas?

En el negocio de la moda hay que actualizarse constantemente. Las modas son pasajeras y lo que hoy puede hacerte lucir increíble, en unos días puede ser una prenda obsoleta que te hará ver y sentir fuera de época.

A continuación, encontrarás las claves del éxito para hacer del inventario un aliado en tu negocio de prendas:

  • Pequeñas cantidades: Debido a la naturaleza de este negocio, las tendencias cambian constantemente. Por eso, la mejor elección es comprar pocas cantidades de cada prenda y hacerlo de forma frecuente, de acuerdo con la demanda mostrada por los clientes. Si llevas un producto a tu local pero no se está vendiendo de acuerdo con la expectativa o con la proyección que generaste para él, es mejor no resurtirlo, pues al hacerlo corres el riesgo de que se quede en tu almacén, y se convierta en un gasto.
  • Sentido de urgencia: Como consecuencia del punto anterior, tendrás disponible pocas unidades de cada producto en tu tienda. Usa esto a tu favor y crea un sentido de urgencia en tus clientes, si no lo compran en el momento de su visita es posible que no lo encuentren al día siguiente.
  • Compra con frecuencia: Cuanto más tiempo estés en este negocio más te convencerás de lo rápido que es el flujo de la mercancía, y por supuesto, del dinero en él. ¡El movimiento es constante! Pon atención a las tendencias y anticípate. Ten presente que es mejor hacer muchas compras de producto seguidas para que tu inventario se vea variado y siempre actualizado, que hacerte de muchas prendas que probablemente no alcanzarás a vender, y que terminarías rematando o definitivamente, almacenando para siempre.

Encuentra en línea lo último en tendencias de ropa para dama que Sfilata te ofrece dando clic aquí.