Cardigans: La prenda favorita de la temporada

Durante la transición del verano al otoño, es súper común no saber exactamente qué tipo de ropa utilizar, pues los cambios de temperatura suelen ser un tanto drásticos; y aunque el día esté totalmente soleado, la sensación térmica puede cambiar y pasar rápidamente a ser fresca o fría.

Es común que debido a estas situaciones no sepas qué tipo de abrigo usar. Tal vez, si sales de casa durante el día, la temperatura esté justa para una blusa ligera y unos jeans. Pero si regresas a ella por la noche (o sales justo a esa hora), lo más conveniente puede ser usar un suéter que te mantenga cómoda.

Pero, ¿qué pasa cuando un suéter es demasiado abrigador para el clima de fuera? Y, ¿cómo hacer si quieres lucir el outfit que portas debajo de él? No te preocupes, tenemos la solución: utiliza un cardigan.

Esta prenda ha creado una tendencia impresionante y no sólo por su cálida utilidad en esta época del año, sino por su gran versatilidad para combinarse y su capacidad para adaptarse perfectamente a cualquier tipo de cuerpo.  

Además, puede estar hecho de casi cualquier tipo de material, por lo que puedes encontrar el ideal para tus necesidades, aunque si se utiliza para conseguir mayor calidez, lo mejor será elegir los materiales más tradicionales, que son la lana y el algodón.

Es por todo eso que los cardigans se consideran como una prenda básica que no puede faltar en tu guardarropa durante el otoño y la transición al invierno. Además, son extremadamente fáciles de combinar, por ejemplo, puedes utilizarlos únicamente como top, llevarlo como complemento en contraste del top que lleves puesto, llevarlo abotonado sólo al principio, etc.

Es la prenda perfecta para lucir bien en cualquier lugar. Si lo que buscas es hacer ver tu look un poco más elaborado o planeado, un cardigan totalmente abotonado y unos jeans en color oscuro pueden ser tu solución. O bien, si la situación amerita un poco más de comodidad, puedes utilizar los mismos jeans (o algunos más claros), y subir las mangas de tu cardigan a ¾.

Otra opción totalmente funcional  es utilizarlo desabotonado con un top en color liso debajo; llevar un cardigan del mismo color a tu top también suma puntos a tu outfit y lo hace ver perfectamente equilibrado entre lo organizado y relajado al mismo tiempo.

Si buscas darle un estilo un poco más femenino y el clima te lo permite, puedes llevarlo con una falda recta lisa o con estampados del color de tu top, o bien, puedes llevarlo igualmente con una falda circular en el mismo estilo.

Como ves, sobran las razones para tener cardigans como una de las prendas básicas en tu guardarropa y utilizarlos en esta temporada. Si buscas comodidad y estilo en una sola prenda, los cardigans son la opción que te mantiene en tendencia sin necesidad de gastar o planear demasiado. Son el tipo de prendas que te hacen sentir abrigada, cómoda, segura de ti misma y te mantienen en un súper estilo.